El empaque y el embalaje son elementos de suma importancia en el producto. El embalaje es muchas veces el elemento decisivo para la compra de un tipo específico de producto.

Más aún, en algunos casos, el elemento más importante de la compra es justamente el embalaje y no el producto intrínseco, al punto que el embalaje puede costar varias veces más que este.